En las organizaciones actuales (la empresa es el tipo más común de organización, pero no el único) conviven dos grandes modalidades de trabajo: